Fundamentos científicos del entrenamiento de transformación de John Hanley PHD

By in
1669
Fundamentos científicos del entrenamiento de transformación de John Hanley PHD

Introducción a la investigación científica sobre los entrenamientos de Lifespring

Estos estudios son doble ciego, fueron publicados en el Journal of Psychology USA  y realizados para Lifespring Inc. compañía que John Hanley fundó y dirigió, donde se desarrollaron el Básico ©, Avanzado © y PL © (Programa de Liderazgo). Pueden ser tenidos en cuenta sus resultados únicamente si son facilitados por Entrenadores certificados actualmente por John Hanley PhD. El listado oficial de estos entrenadores aparece en este link  www.leadertrain.com/licensed-trainers.html
Se sabe de centros y entrenadores no certificados que están operando fuera del marco legal de propiedad intelectual, de ninguna manera están reconocidos, ni avalados por John Hanley PhD o prácticamente ninguna organización profesional por ende estos estudios y sus resultados NO respaldan su trabajo de ninguna manera.

Si un centro o entrenador alegan hacer parte del movimiento del Dr. Hanley y tu experiencia no coincide o es notablemente distinta a la descrita en estos resultados (teniendo presente que estos estudios son científicos doble ciego, realizados por profesionales reconocidos vinculados con las instituciones educativas más importantes del mundo), estás lamentablemente en un centro o con un entrenador que está fuera de integridad, que no es profesional, que dice pertenecer cuando en realidad no ha sido capacitado, ni está certificado.

Desde 1982, Lifespring ha patrocinado investigaciones científicas continuas para controlar y medir los efectos y la eficacia de sus cursos. Hemos procurado que nuestros cursos sean examinados rigurosamente por destacados investigadores de la comunidad científica.

Los resultados de tres importantes estudios revelan que:

Un año después de trabajar con Lifespring, los participantes muestran estadísticamente mejoras significativas en áreas como la confianza y la autoestima, además muestran un menor estrés laboral y una mayor sensación de control en la vida, así como una serie de actos y experiencias más positivos y agradables en sus vidas.

No hay rastro de daños psicológicos provocados por los cursos de Lifespring.

Una gran mayoría de los participantes piensa que los entrenamientos de transformación son una de las experiencias más valiosa que han tenido nunca.

«Por lo que sabemos, la investigación de Lifespring constituye el conjunto más amplio de investigaciones científicas sobre cualquier programa experimental disponible en la actualidad.»    
– John P. Hanley, Presidente de Lifespring, Inc.

Lee Ross, doctorado por la Universidad de Stanford, publicó sus descubrimientos sobre los entrenamientos de Lifespring.

A continuación mostramos la nota preliminar a ese informe.

NOTA PRELIMINAR:

Los tres primeros estudios citados aquí demostraron las reacciones y evaluaciones de individuos que completaron los cursos de transformación Básico © y Avanzado © a lo largo de un periodo de tiempo de 3 años.

A petición de Lifespring, diseñé y administré unos cuestionarios que proporcionaron a los estudiantes una amplia oportunidad para presentar quejas, así como para dejar elogios y compartir decepciones y dudas, además de su entusiasmo y satisfacción. En resumen, nuestros instrumentos eran tales que los resultados podrían haber proporcionado argumentos para los escépticos y los críticos que hubiesen estado encantados de ver pruebas de insatisfacción, desilusión u otras respuestas negativas.

Introducción a la investigación científica sobre entrenamientos de transformación 

Sin embargo, como podrá descubrir el lector, las respuestas de los estudiantes resultaron ser abrumadoramente positivas en casi todas las dimensiones. El contenido del curso, los procedimientos y el personal de Lifespring responsable de los cursos obtuvieron una muy alta calificación por parte de la gran mayoría de los encuestados.

Todos los participantes, casi sin excepción, se sintieron enriquecidos e ilustrados por sus experiencias; de hecho, una parte sustancial sintió que fue una de las experiencias de aprendizaje más importantes de su vida.

Estos resultados positivos serán sin duda bien recibidos por Lifespring, aunque no sean noticias nuevas, y creo que en Lifespring estarán ansiosos por compartir estas noticias con sus alumnos y con el público en general. Pero quisiera volver a destacar que, desde el principio, estos estudios de evaluación fueron diseñados y ejecutados de forma que de ninguna manera los resultados positivos fuesen inevitables.

De hecho, el informe explorará completamente la pequeña minoría de evaluaciones negativas que se recibieron y, lo que quizás sea más importante, examinará aspectos de las experiencias de los estudiantes (por ejemplo, los requisitos emocionales del curso Avanzado, en el que una proporción importante de los estudiantes experimentó periodos de enfrentamientos bastante desagradables y/o afecto negativo) que alguno puede encontrar problemáticos a pesar del respaldo entusiasta de los estudiantes en general.

Por lo tanto, me gustaría reconocer el coraje y el sentido de la responsabilidad de Lifespring al poner en marcha esta investigación de evaluación y al darnos libertad total en su diseño y ejecución. (El mismo coraje y sentido de la responsabilidad, por cierto, fue sorprendentemente evidente en la puesta en marcha de los estudios de «evaluación de riesgos» por parte de mis distinguidos compañeros, Morton Lieberman, Doctor, e Irvin Yalom, Doctor en Medicina). El hecho de que Lifespring estuviese dispuesto a utilizar libremente sus recursos en una evaluación formal es encomiable y rara (prueba de la integridad y la confianza bien recompensada con el valor y la popularidad de su curso).

Lee Ross, Doctor.
Profesor de Psicología Universidad de Stanford

LOS CIENTÍFICOS:

Morton Lieberman, Doctor, profesor del departamento de Psiquiatría y director del Programa de envejecimiento y salud mental en la Universidad de California, San Francisco. La investigación pionera del Dr. Lieberman sobre Grupos de inducción del cambio y Procesos de grupo, que abarca cuatro décadas, le ha llevado a escribir varios libros y monografías de referencia y más de 100 artículos científicos. El Dr. Lieberman ha recibido el prestigioso y codiciado Premio de Investigación Científica del Instituto Nacional de Salud Mental durante diecisiete años consecutivos. Se ha consolidado en la comunidad científica y es reconocido por esta como una autoridad mundial destacada en los procesos de grupo.

Lee Ross, Doctor, profesor de Psicología en la Universidad de Stanford en Palo Alto, California. El Dr. Ross ha publicado varios libros y artículos académicos sobre los procesos por los que las personas elaboran juicios y predicciones sobre sí mismas y sobre los demás en el contexto de la interacción social. El Dr. Ross asesoró a Lifespring tanto en el programa de desarrollo como en el de evaluación.

Irvin Yalom, Doctor en Medicina., profesor de Psiquiatría en la Universidad de Stanford. El Dr. Yalom es el autor de varios libros muy aclamados así como de numerosos artículos. Su experiencia profesional incluye una amplia investigación sobre las dinámicas de grupo y su impacto psicológico en los participantes. Junto con Morton Lieberman (mencionado arriba), el Dr. Yalom llevó a cabo una importante investigación sobre los grupos de encuentro y publicó un libro de referencia, Grupos de encuentro: primeras impresiones.

Investigaciones científicas: un informe sobre estudios independientes acerca de los entrenamientos de transformación

Introducción

Los estadounidenses están mostrando un interés creciente en el desarrollo personal (mental, emocional, físico y espiritual). El afamado psicólogo Abraham Maslow sugirió que cuando las necesidades de comida, ropa y refugio relacionadas con la «supervivencia» están aseguradas, empiezan a surgir nuevas preguntas: «¿Quién soy?» «¿Por qué estoy aquí?» «¿Mi vida tiene un propósito?» «¿Marco la diferencia?»

Ya que cada vez más personas han tenido tiempo, energía y recursos para preocuparse por problemas personales más complejos, ha aparecido en la escena estadounidense un nuevo vehículo de autoexploración: la educación experiencial para adultos.

Lifespring, Inc. está a la vanguardia de este nuevo método de aprendizaje y ofrece numerosos cursos y entrenamientos que muestran el conocimiento y la tecnología de la educación experiencial en un formato eficaz y asequible.

El formato educativo del curso está diseñado para proporcionar a los participantes la oportunidad de explorar varias preguntas sobre su propia existencia en un ambiente de apoyo. Unas breves exposiciones se centran en una pregunta concreta como la naturaleza de la responsabilidad o qué hace que las relaciones funcionen. Después, dan la oportunidad de experimentar, en sentido inmediato y real, la manera en que individuos diferentes se relacionan con el tema del que se está hablando. Una parte importante del curso es el debate que sigue a estos ejercicios, ya que los participantes intercambian sus pensamientos y sentimientos acerca del tema y relacionan sus experiencias.

El entrenamiento Básico © de Lifespring es el curso previo y necesario a todos los demás cursos que ofrece Lifespring. Tiene un programa de aproximadamente 45 horas que se realiza a lo largo de cinco días consecutivos. Después del curso Básico © se encuentra el curso Avanzado ©, el Programa de Liderazgo ©, y varios cursos prácticos durante los fines de semana que profundizan en temas como la comunicación, las relaciones, la familia, etc.

Cuando las personas están pensando en invertir su tiempo, dinero y energía en su crecimiento y desarrollo personal, naturalmente quieren tener información sobre la calidad y el valor del programa que se les ofrece.

Normalmente, preguntan cosas como:

Investigaciones científicas: un informe sobre estudios independientes acerca de los entrenamientos de transformación 

1) ¿Quién recibe los entrenamientos de Lifespring? ¿Son gente como yo, o estaré solo y entre extraños?
2) ¿Lifespring es un tipo de terapia de grupo? ¿Cuáles son algunos de los problemas en los que se centra el entrenamiento?
3) ¿Puedo rentabilizar este programa? ¿Merecerá la pena invertir mi tiempo, mi energía y mi dinero?
4) ¿Disfrutaré de mi experiencia de entrenamiento o será difícil e incómoda?
5) ¿Cuáles son las posibilidades de que sufra daños de algún tipo?

Lifespring ha tomado muy en serio estas preguntas y ha encargado estudios a tres científicos de investigación muy respetados por su trabajo en el cambio y el desarrollo humano. Estos destacados doctores son Lee Ross (Doctor de la Universidad de Stanford), Morton Lieberman (Doctor de la Escuela de Medicina de la Universidad de California) e Irving Yalom (Doctor en Medicina de la Escuela de Medicina de Stanford). Se llevaron a cabo seis estudios diferentes y los resultados iniciales proporcionaron algunas respuestas a las cinco preguntas anteriores.

En su conjunto, esta investigación sobre Lifespring representa el mayor conjunto de investigaciones científicas en este campo. Los resultados indican que la satisfacción con los cursos y el éxito recogidos entre los graduados de los entrenamientos de Lifespring es la norma, no la excepción.

Te invitamos a considerar la posibilidad de que la mejor manera de descubrir las respuestas sobre el curso es experimentarlo participando en él.

Resultados iniciales de la investigación

Lifespring está comprometido con la investigación continua en los campos del desarrollo y la transformación humanos. Este informe contiene los resultados de seis estudios iniciales llevados a cabo por destacados investigadores.

¿Quién recibe los entrenamientos de Lifespring? ¿Son gente como yo o estaré solo y entre extraños? ¿Lifespring es un tipo de terapia de grupo? ¿Cuáles son algunos de los problemas en los que se centra el entrenamiento?

Sencillamente, la gente recibe los entrenamientos. Los participantes de los cursos de Lifespring provienen de todos los ámbitos sociales, además, todas las etnias y religiones están representadas. No importa cómo seas, probablemente haya gente como tú asistiendo a los entrenamientos.

Investigaciones científicas: un informe sobre estudios independientes acerca de los entrenamientos de transformación 

La parte demográfica de los estudios del Dr. Ross reveló que, en conjunto, los asistentes a Lifespring tienen una educación ligeramente superior a la media estadounidense. Hay más solteros y otros están comprendidos en el grupo de edad de 20 a 40 años.

Los que participan en el curso Avanzado © suelen ser ligeramente mayores y, quizás como resultado de ello, es más probable que estén casados y tengan un título universitario, en comparación con los del entrenamiento Básico ©.

Los entrenamientos de Lifespring no son una terapia. De hecho, en sus dos estudios sobre el entrenamiento Básico ©, el Dr. Ross descubrió que el 97 % de los estudiantes tenía claro que el entrenamiento no era un tratamiento psicológico o médico.

El deseo de conseguir «mejores relaciones personales» fue mencionado por el 69 % de los encuestados como una razón por la que realizaron el entrenamiento, mientras que un 68 % mencionó querer conseguir un «mayor conocimiento interior». El cuarenta y uno por ciento indicó que al apuntarse al entrenamiento esperaba resolver algún problema actual o conseguir ayuda en la toma de alguna decisión.

Los resultados del Dr. Lieberman en el estudio cuatro indicaron que, aunque los participantes de los grupos de educación experiencial en general tendían a transmitir más estrés por su vida actual que los estadounidenses que no participaban, tenían una incidencia ligeramente más baja de diagnóstico psiquiátrico que los estadounidenses en conjunto.

¿Puedo rentabilizar este programa? ¿Merecerá la pena invertir mi tiempo, mi energía y mi dinero?

El Dr. Ross abordó el problema del valor percibido de los entrenamientos desde varias perspectivas. Sus resultados revelaron sistemáticamente que la mayoría de los participantes sentían que el curso tenía un valor considerable.

Uno de los enfoques realizaba una serie de tres preguntas:

1) «¿Cuál es tu valoración del valor que has obtenido del curso en su conjunto?»

Los estudiantes de los cursos Básico (56 %) y Avanzado (71 %) estuvieron de acuerdo con que el curso fue uno de sus experiencias más valiosas. Había cinco respuestas disponibles, desde «Una de las experiencias más valiosas que he tenido nunca» hasta «Sin valor» (las opciones «Un ligero valor» y «Sin valor» han sido combinadas en la tabla de abajo).

Investigaciones científicas: un informe sobre estudios independientes acerca de los entrenamientos de transformación

2) La segunda pregunta trataba sobre el valor del entrenamiento en relación a su precio. Más del 80 % de los estudiantes del curso Básico y más del 90 % de los estudiantes del curso Avanzado afirmaron que tenía un valor igual o superior a su precio.

3) La tercera pregunta trataba sobre el valor del curso en relación a las expectativas de los estudiantes y, una vez más, se evidenciaron unos altos niveles de satisfacción.

Investigaciones científicas: un informe sobre estudios independientes acerca de los entrenamientos de transformación 

En un segundo enfoque para evaluar el valor percibido, el Dr. Ross mostró simplemente un número de frases descriptivas y pidió a los participantes que indicasen si la frase era, en su opinión, totalmente falsa, en general falsa, incierta, en general verdadera y totalmente verdadera. Esta tabla muestra los resultados del estudio Básico, donde el 90 % o más de los estudiantes estuvieron de acuerdo con que esas frases reflejaban experiencias positivas y muy pocos estuvieron de acuerdo con frases que reflejarían experiencias negativas.

​Los sentimientos sobre el curso ofrecen mucha información acerca del valor percibido, pero el deseo de actuar es, quizás, un indicador incluso más significativo. En un tercer enfoque, se preguntó a los estudiantes de los cursos Básico y Avanzado si recomendarían el curso que han completado a sus amigos, compañeros de trabajo o familiares. Había seis respuestas posibles, desde «Sin duda alguna, sí, a varios compañeros» hasta «En absoluto».

La gráfica siguiente muestra el porcentaje de estudiantes que marcaron cada una de las posibles alternativas:

¿Mi experiencia en el entrenamiento será agradable? ¿Habrá momentos difíciles o incómodos?

Los resultados del Dr. Ross revelaron que la respuesta a estas dos preguntas fue «sí». La gran mayoría de los participantes indicó que las experiencias habían sido positivas y un número significativo también experimentó cierta incomodidad.

Los encuestados indicaron que a menudo, o muy a menudo, experimentaron estados de «felicidad o alegría» (54 %), «excitación o entusiasmo» (65 %) y «seguridad y apoyo» (64 %).

«La frecuencia o intensidad de los sentimientos, tanto positivos como negativos, experimentados por los participantes durante los cursos Básico y Avanzado ha sido un objetivo concreto de nuestra investigación», informó el Dr. Ross.
Cuando se les preguntó qué estado emocional habían experimentado, una clara mayoría de los estudiantes del curso Básico respondió que experimentó a menudo, o muy a menudo, «felicidad o alegría» (63 %), «excitación» (73 %) y «seguridad y apoyo» (77 %) Aunque las experiencias negativas fueron menos frecuentes, no fueron inusuales, ya que los participantes afirmaron que experimentaron a menudo, o muy a menudo, «tristeza o depresión» (25 %) y «ansiedad» (30 %).

La naturaleza del curso Avanzado, que evoca una mirada más profunda hacia sí mismo, puede resultar violento para algunas personas, así que no es sorprendente que el 45 % de los estudiantes indicasen haber experimentado a menudo, o muy a menudo, «ansiedad o miedo» y «tristeza o depresión». Sin embargo, los mismos encuestados del curso Avanzado indicaron que a menudo, o muy a menudo, experimentaron estados de «felicidad o alegría» (54 %), «excitación o entusiasmo» (65 %) y «seguridad y apoyo» (64 %).

Cada vez que las personas emprenden un proceso de aprendizaje, es probable que aparezcan un amplio abanico de experiencias; solo hay que observar el primer día de colegio de todos los niños. Desde tiempos inmemoriales, los filósofos han documentado las dificultades intrínsecas en el crecimiento personal del ser humano. De hecho, la manifestación de un amplio abanico de sentimientos y emociones por parte de los participantes estudiados en los entrenamientos de Lifespring está en consonancia con su participación en una experiencia de crecimiento o aprendizaje.

Los estudios, además, revelaron que un 84 % de los encuestados, tanto del curso Básico como del Avanzado, experimentaron el apoyo de sus compañeros estudiantes y un apoyo incluso mayor de los jefes del pequeño grupo de personal.

Los estudios evidenciaron que, a pesar de que en algunos momentos el entrenamiento resultó difícil o incómodo, los participantes consideraron que la experiencia fue positiva y constructiva.

¿Cuáles son las posibilidades de que sufra daños de algún tipo?

Las personas que reciben entrenamientos como los que ofrece Lifespring tienen la esperanza de sentirse mejor al finalizar la experiencia de lo que se sentían al iniciarla. Como ya se mencionó anteriormente, la gran mayoría de los participantes de los entrenamientos de transformación sintieron que estos fueron beneficiosos. Sin embargo, cualquier procedimiento con la capacidad de crear fuertes efectos positivos puede también tener la capacidad de crear efectos negativos. Queríamos evaluar el posible riesgo de daños que puede tener lugar durante un entrenamiento o como resultado de este.

Una de las razones de nuestra preocupación era el hecho de que algunos estudios de psicoterapia han mostrado que hasta un 10 % de la gente que emprende una psicoterapia rinden a niveles más bajos tras la terapia de lo que rendían antes de realizarla. Asimismo, un estudio exhaustivo de 17 grupos de encuentro distintos y con orientaciones muy diferentes, llevado a cabo por los doctores Yalom y Lieberman (junto con el Doctor en Medicina Miles), reveló que el 9 % de los participantes obtuvo resultados negativos.

Lifespring no es ni una psicoterapia ni un grupo de encuentro, pero descubrimientos como estos nos aconsejaban fuertemente investigar la posibilidad de daños.

Los doctores Lieberman y Yalom seleccionaron a 30 de los 299 participantes que mostraban indicios de ser vulnerables al daño, basándose en las observaciones de los investigadores, un test psicológico y las observaciones de los otros participantes. Se entrevistaron a veintitrés de esos participantes y, aunque cinco presentaron indicios de estrés durante unos pocos días, los investigadores vieron que ninguno presentó dificultades que durasen más allá de una semana después del entrenamiento.

En otro estudio, el Dr. Lieberman fue capaz de usar un procedimiento de entrevista desarrollado por el Instituto Nacional de Salud Mental para identificar a ocho (o el 24 %) de los 33 estudiantes de un curso Avanzado que, según este procedimiento, podían recibir un diagnóstico psiquiátrico en ese momento o con posterioridad (el 24 % es aproximadamente el mismo porcentaje de individuos que reciben un diagnóstico psiquiátrico en una muestra media de estadounidenses). Seis meses más tarde, ninguno de esos 33 participantes tenía reacciones adversas.
Los métodos estadísticos son más difíciles de aplicar a casos raros, así que no es legítimo decir que, basándose en esos dos minuciosos pero pequeños estudios, «nadie ha sufrido o sufrirá daños en un entrenamiento de Lifespring». Sin embargo, es posible transmitir que la incidencia de daños en un entrenamiento de Lifespring será extremadamente baja, sobre todo si la comparamos con los resultados obtenidos en otros enfoques de crecimiento personal que han sido estudiados.
Cada vez que las personas emprenden un proceso de aprendizaje, es probable que aparezca un amplio abanico de experiencias.

DESCRIPCIONES DE LOS SEIS ESTUDIOS

Se seleccionó una muestra representativa de la población de los participantes actuales de Lifespring. Luego, se llevaron a cabo unos análisis estadísticos para proyectar los resultados de las pequeñas muestras a la población como conjunto.

Para hacer que esas generalizaciones sean precisas:

1) La muestra debe representar de verdad (no ser diferente en cualquier medio fundamental) a toda la población de los participantes de Lifespring.

2) Los hechos observados acerca del grupo de muestra deben ser tan claramente ciertos para la muestra que haya muy pocas posibilidades (normalmente no más de 5 casos sobre 100) de que los resultados obtenidos en la muestra no estén también presentes en toda la población.

En total, se llevaron a cabo cinco estudios con grupos de estudiantes de Lifespring y un estudio con grupos de «educación experiencial» en general.

El Dr. Ross llevó a cabo tres estudios centrados en las cuestiones del valor y de quiénes son los participantes:

Primer estudio
En el primer estudio se hicieron preguntas acerca del valor percibido a 205 personas que asistían a una reunión llevada a cabo varios días después de la finalización del entrenamiento Básico de Lifespring en Palo Alto, California.

Segundo estudio
Para garantizar que las limitaciones del primer estudio realizado sobre un entrenamiento Básico y un entrenador no presentasen características especiales que hiciesen que las proyecciones a toda la población fuesen cuestionables, en un segundo estudio se hicieron las mismas preguntas a 177 participantes seleccionados de forma aleatoria en entrenamientos situados en 6 lugares distintos (Denver, Los Ángeles, Condado de Orange, California, Nueva York, San Francisco y Washington D.C.). Los resultados de estos dos estudios fueron bastantes coherentes y han sido aunados para el propósito de esta publicación.

Tercer estudio
En el tercer estudio del Dr. Ross, se hicieron preguntas similares a las de los estudios del curso Básico a 289 participantes de dos entrenamientos Avanzados en Los Ángeles, de un entrenamiento en Nueva York, de otro en Denver, de otro en Washington D.C. y de otro en San Francisco.

Cuarto estudio
El Dr. Lieberman elaboró un cuarto estudio diseñado para responder a la cuestión sobre la relación de Lifespring con la salud mental, a partir de un importante estudio realizado sobre 3 161 hogares estadounidenses representativos y seleccionados minuciosamente, encargado por el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos. El estudio se centró en el estrés, la salud mental y el uso de profesionales de la salud mental por parte de los estadounidenses. Afortunadamente, se hizo una pregunta acerca de la participación en “programas de educación experiencial” como los que ofrece Lifespring. De modo que el estudio incluyó, entre otros, a los participantes de Lifespring.

Quinto estudio
Este estudio, que se centró en la posible incidencia de daños, fue llevado a cabo con 299 participantes de un entrenamiento Básico. Los doctores Lieberman y Yalom, los investigadores, pudieron usar, en este estudio de Lifespring, métodos ya desarrollados en su estudio pionero «Grupos de encuentro: primeras impresiones». Todos los resultados de ese estudio previo se utilizaron con fines de comparación.

En este estudio, los investigadores observaron un entrenamiento completo, de su elección, entrando en todas las actividades y observando de cerca a los participantes noveles durante los cinco días de entrenamiento. Una semana después del entrenamiento, entrevistaron a treinta participantes, seleccionados a partir de tres criterios por ser potencialmente vulnerables al daño.

Sexto estudio
El Dr. Lieberman observó un entrenamiento Avanzado completo con 33 participantes. Ocho de ellos fueron identificados como potencialmente vulnerables al daño mediante un procedimiento de entrevista exhaustivo recientemente desarrollado. Ninguno presentaba efectos adversos seis meses más tarde.

Valor y riesgo de los entrenamientos de transformación

Los programas de educación experiencial y de transformación fueron sometidos a varios estudios científicos independientes. En su conjunto, estos estudios constituyen ahora el conjunto de investigación más grande sobre este tipo de programa educativo. Charles Ingrasci entrevistó a uno de los principales investigadores científicos, el Dr. Mort Lieberman, para una actualización de esta investigación.

CI: ¿Cuál es su relación con Lifespring?
ML: El marco de Lifespring me ha permitido seguir una línea de investigación sobre «Grupos de inducción del cambio» que empecé hace aproximadamente 40 años.  De forma similar a otras fuentes de financiación, presenté mis propuestas de investigación a Lifespring, ellos se encargaron de los gastos de investigación y los datos son de mi propiedad. He tenido el control total e independiente sobre el propósito del estudio y la forma de llevarlo a cabo. Mi investigación sobre Lifespring ha sido publicada en periódicos escolares en el pasado y así seguirá siendo en el futuro.

CI: ¿Cuáles son los objetivos de su investigación científica sobre «Grupos de inducción del cambio»? ¿Qué puede revelarnos?
ML: Bueno, verá, la mente humana es demasiado propensa a ver patrones donde no los hay. El método científico nos permite reducir la subjetividad. Cuando se trata de los complejos humanos, hay muchas variaciones del método científico, pero tienen una esencia común. Los procedimientos empleados para desarrollar información se describen en términos que permitan a otros investigadores reproducir el estudio. Otro investigador podría coger los mismos métodos y debería desarrollar las mismas conclusiones. Incluso si no es el caso, debería ser capaz de seguir el estudio para ver que las conclusiones están claramente integradas en la información recogida.

CI: ¿Cuál es la diferencia entre la ciencia y la opinión de un experto?
ML: Deje que lo ilustre repasando los intereses de mi investigación particular, «Grupos de cambio de personas». Si repasa los últimos 40 o 50 años, descubrirá varias declaraciones de profesionales acerca de este tipo de grupos. En 1950, participé en los Laboratorios nacionales de entrenamiento que desarrollaron grupos de entrenamiento, o «T-Groups», como se los conoce popularmente. Los psiquiatras publicaron varios artículos sugiriendo que los T-Groups eran peligrosos. Su información se basaba en la observación de un puñado de pacientes que habían participado en los T-Groups. Eso no es ciencia. Es opinión. No es ciencia porque para realizar cualquier declaración sobre los puntos positivos o negativos hay que estudiar una muestra de gente que no haya sido seleccionada previamente. Cualquier declaración realizada acerca de los efectos y basada en un subgrupo de gente pequeño y muy selectivo no es ciencia, es opinión.

CI: Entonces, ¿la ciencia pretende eliminar, o al menos definir, la subjetividad?
ML: En ninguna empresa se puede escapar totalmente de la subjetividad. La diferencia con la ciencia es que la subjetividad puede ser percibida y criticada públicamente. Por ejemplo, si alguien estudia los efectos de un sistema educativo y usa respuestas de la gente sobre cuánto les ha gustado este o qué sacaron de este, las respuestas serán subjetivas. Pero existen respuestas abiertas: los métodos son claros e identificables. Y la conclusión se basa en información objetiva sobre la subjetividad, así que está ahí para que cualquiera la vea. Mucho de lo que se toma por la opinión de un experto en el área de la educación se genera principalmente por pasión y no mediante una evaluación disciplinada de lo que realmente está pasando.

CI: Pero incluso si la investigación se lleva a cabo de forma excelente, ¿qué validez tiene? Es decir, ¿no está usted haciendo «ciencia blanda» si lo comparamos con la «ciencia dura»?
ML: Depende de las declaraciones que se quieran hacer. Desde luego, no es lo mismo que la física y no hay uniformidad sobre la mejor manera de estudiar el comportamiento humano complejo. Sin embargo, existe una opinión compartida de que algunas maneras son mejores que otras. Por ejemplo, la mayoría de los científicos estaría de acuerdo con que los errores que se cuelan en nuestras afirmaciones acerca de la naturaleza humana pueden, hasta cierto punto, ser corregidos estudiando un grupo aleatorio de personas que no ha sido seleccionado. Aunque la mayoría de los científicos está de acuerdo con los métodos de estudio sobre las personas, los problemas que se estudian son cuestiones de considerable opinión y desacuerdo.

CI: ¿Podría explicar su investigación sobre Lifespring, empezando por lo que publicó en el American Journal of Psychiatry en abril de 1987?
ML: La primera serie de estudios evaluó el nivel de riesgo para los individuos que participan en este entrenamiento. Es un asunto que me ha interesado desde hace mucho tiempo, empezando en 1968, cuando llevé a cabo un conjunto de estudios amplio y clásico (así lo considera el campo) sobre grupos de encuentro. Mi primer estudio sobre Lifespring se realizó con aproximadamente 300 personas en el entrenamiento Básico. Reproducimos los métodos desarrollados en ese estudio anterior sobre grupos de encuentro para ver hasta qué punto las personas se convirtieron en «víctimas psiquiátricas». Descubrimos que ninguna se había convertido en víctima psiquiátrica.

Ahora bien, la declaración científica más precisa que se puede hacer es que no hubo evidencias en el estudio de Lifespring de que hubiese víctimas psiquiátricas.

Encontramos a 5 personas, entre las 300, a las que clasificamos como víctimas de reacciones de estrés, en sentido abreviado, preocupantes, pero reacciones de las que se podían recuperar.  Por ejemplo, la úlcera de un participante se agravó. Otra persona tuvo depresión durante varios días. A ese estudio le siguieron dos más, uno en el que hicimos un seguimiento de esas personas varios años después para ver si había algunas consecuencias psiquiátricas a largo plazo. Y, una vez más, no encontramos ninguna.

CI: ¿En qué se diferencia una reacción de estrés a un episodio psiquiátrico? 
ML: La gente consigue solucionar las reacciones de estrés por si misma y, por lo tanto, después de unas semanas, las manifestaciones ya han desaparecido. Las reacciones de estrés implican breves episodios, por así decirlo, como estar deprimido durante 4 o 5 días. Es muy común en muchos tipos de situaciones de estrés y no son un asunto desconocido para las instituciones educativas. El primer año de colegio, por ejemplo, produce a menudo altos niveles de estrés en muchos niños.

CI: Supongo que asuntos como enamorarse y desenamorarse, casarse, tener hijos y cambiar de trabajo pueden ser típicas situaciones estresantes.
ML: Sí. Y es exactamente cómo la ciencia los considera. La mayoría de los cambios importantes en la vida son posibles agentes estresantes. Este tipo de estrés es una parte normal de la vida.

CI: Por lo tanto, basándonos en su estudio, ¿el estrés que se siente en Lifespring sería similar a los tipos de estrés que uno se encuentra en la vida cotidiana?
ML: Sí. Imagino que las cinco personas de las que estábamos hablando antes ya habían sentido algo de angustia en su momento, pero, luego, siguieron con sus vidas. No fue una experiencia debilitadora para ellos, la gente afronta este estrés de la misma manera que lo hace cuando van al colegio, se casan, tienen hijos o cambian de trabajo. Así que es preciso ponerlo en ese tipo de contexto, los episodios habituales en la vida producen estrés.

Cuando las personas se miran a sí mismas de forma significativa, una pequeña parte experimentará inevitablemente síntomas que describimos en nuestro estudio.

CI: ¿De qué manera puede comparar el riesgo de Lifespring con otros «Grupos de inducción del cambio» que ha estudiado o de los que tiene conocimiento?
ML: Mi supuesto, basándome en los distintos estudios que he realizado y leído, es que todos los cambios implican un cierto grado de desafío y estrés. La prueba, por ejemplo, del primer año de colegio nos revela que el número de reacciones de estrés que hay es mucho más elevado que el número de personas que experimentan este estrés en un curso de Lifespring de 5 días.
Si comparamos los resultados de nuestro estudio de Lifespring (Lieberman: «Efectos de los entrenamientos de conocimiento en grupo sobre el estado psiquiátrico de los participantes», American Journal of Psychiatry, abril de 1987) con nuestros resultados del estudio sobre el grupo de encuentro (Lieberman, Yalom y Miles: Grupos de encuentro: primeras impresiones, Basic Books, 1973), vemos que alrededor del 9 % de las personas que investigamos en el estudio sobre el grupo se convirtieron en víctimas psiquiátricas, mientras que en el estudio de Lifespring esto no ocurrió con ninguno de los participantes.

Ahora bien, la declaración científica más precisa que se puede hacer es que no hubo evidencias en el estudio de Lifespring de que hubiese víctimas psiquiátricas. No es posible investigar de forma concluyente la cuestión de si puede llegar a ocurrir. Si hiciésemos muchos, muchos estudios a lo largo de un periodo prolongado de tiempo con los mismos resultados, entonces la probabilidad sería cada vez menor, pero no podría decir nunca que sea imposible. Solo puedo decir que no hay pruebas de ello.

La mayoría de las personas en Lifespring aumentó de forma significativa la opinión que tenía de sí misma y su autoestima. Mejoró en su rendimiento laboral… Y se volvió mucho más eficaz en el mundo.

También llevamos a cabo un tercer estudio sobre nuestro curso Avanzado. Ahí utilizamos los procedimientos de vanguardia para generar un diagnóstico psiquiátrico de las personas antes de que entrasen en Lifespring y después los estudiamos de nuevo, aproximadamente un año más tarde. Con las personas que llegaron con trastornos psiquiátricos (hablo de gente que podemos clasificar como personas con trastornos de ansiedad, fobias, etc.), descubrimos que sus trastornos no se alteraron, de una forma u otra. No mejoraron ni empeoraron debido a su participación.

CI: Sus estudios muestran que las personas que llegaron sin trastornos psiquiátricos se fueron sin ellos y que las personas que llegaron con ellos, se fueron de Lifespring con los mismos trastornos intactos, ni aumentaron ni disminuyeron.

ML: Correcto. Si las personas tienen problemas psiquiátricos, Lifespring no es el sitio adecuado. Los cursos de Lifespring no les harán daño, pero tampoco los curarán. Lifespring no es psicoterapéutico.

CI: ¿De qué otros resultados de la investigación puede hablarnos?
ML: Bueno, Lifespring existe para ofrecer a las personas una oportunidad de hacer cambios significativos en sus vidas, así que estamos estudiando los puntos positivos que la gente se lleva de Lifespring. Estamos realizando un estudio, todavía en curso, donde empezamos con 100 personas elegidas aleatoriamente en 10 entrenamientos Básicos. Fueron entrevistadas y evaluadas con una serie de medidas antes del entrenamiento Básico y, de nuevo, un año más tarde. Observamos, además de si tenían problemas de salud mental, cómo habían cambiado, la imagen y la opinión que tenían de sí mismas, su autoestima y sus sistemas de creencias.

También nos interesaba saber cómo iba su trabajo, su matrimonio y su labor como padre o madre. Descubrimos algunos cambios estadísticos importantes a lo largo de ese año. La mayoría de las personas de Lifespring aumentó de forma significativa la opinión que tenía de sí misma y su autoestima. Mejoró su rendimiento laboral, su matrimonio y también su labor como padre o madre. Al final del año, el número de personas que se podían describir midiendo su tipo de personalidad como pasiva, dócil y dependiente se redujo radicalmente. La mayoría de las personas se volvió mucho más «agéntica», es decir, su personalidad cambió para ser más eficaz en el mundo.

Esas personas tenían un mayor sentido de control de sus vidas en lugar de dejar que agentes externos tuviesen el control. Así que estamos descubriendo cambios muy interesantes en términos de autoestima, así como cambios positivos en la personalidad. Tengo que subrayar la necesidad de actuar con cautela en este punto ya que este estudio sigue en curso y no tenemos, por ahora, los resultados del grupo de control para comparar. Sin embargo, los resultados son muy alentadores.

Lo que hemos hecho hasta el momento es establecer, científicamente, que el riesgo por participar en Lifespring es mínimo. Ese problema, desde mi punto de vista, está resuelto. No hay pruebas de que Lifespring suponga riesgos psicológicos importantes para la gran mayoría de las personas. Ahora, mi agenda para Lifespring está dirigida más hacia los cambios positivos y cómo ocurren.

Por ejemplo, en Lifespring, las personas vienen para verse a sí mismas, al mundo y a sus capacidades de distintas formas. ¿Cómo se mide eso y cómo lo describe? ¿Y qué hay en la experiencia de Lifespring que permite a las personas lograr esos tipos de cambios positivos después de pasar solo 40 horas en el entrenamiento Básico? Ese es el rompecabezas, el intrigante rompecabezas. Me interesa que, clínicamente, las personas describen cambios positivos importantes dentro de ellas. Me gustaría ser capaz de describirlo científicamente y entender por qué ocurre y a quién le ocurre.

CI: Lifespring ve sus cursos como un aprendizaje para adultos que trata sobre problemas a los que se enfrentan los adultos, como el compromiso, la responsabilidad, las obligaciones, la comunicación, hacer y recibir comentarios, saber qué es importante para uno y tomar medidas al respecto, entre otras cosas. El promedio de edad de los estudiantes no puede decir lo que es bueno para todo el mundo, pero todavía no puedo precisar qué persona de treinta años no parece sacar provecho de Lifespring. ¿Es bueno para todos, es decir, todos los adultos?
ML: Bueno, nunca se ha descubierto nada que sea bueno para todo el mundo, en todo momento. Creo que las personas que consideran este tipo de experiencia educativa necesitan un autoexamen para saber por qué acuden, qué quieren sacar de ello y qué han hecho. No puedo decir lo que es bueno para todo el mundo, pero todavía no puedo precisar qué persona no parece sacar provecho de Lifespring. Lo he intentado.

Por ejemplo, pensamos que algunas personas con ciertos trastornos psiquiátricos podrían no sacar provecho del entrenamiento de transformación, pero la investigación muestra que se beneficiaron de este igual que las otras personas. No se benefician en absoluto por sus trastornos psiquiátricos, sino que sacan provecho de la misma manera que las personas que no están sufriendo esos trastornos.

Así que no tengo la respuesta a eso, excepto para decir que mi creencia general es que nada, ni un marco educativo ni un marco transformador, es válido para todo el mundo, en todo momento. Es una cuestión de elección personal basada en un minucioso autoexamen.

CI: Muchas gracias y esperamos con impaciencia saber más en el futuro.

Resumen de la investigación del Dr. Lieberman

La investigación sobre los programas de Lifespring representa uno de los conjuntos más amplio de investigación científica en el campo del desarrollo humano.

Lifespring ha encargado estudios a investigadores independientes muy respetados por su trabajo en el ámbito del cambio y el desarrollo humanos, incluyendo a: Morton Lieberman, doctor en la Universidad de California, en la Escuela de Medicina de San Francisco; Lee Ross, Doctor, profesor de Psicología en la Universidad de Satanford; Irvin Yalom, Doctor en Medicina, profesor de Psiquiatría en la Universidad de Stanford.

A lo largo de los últimos 35 años, el Dr. Lieberman llevó a cabo investigaciones de referencia en su campo y ha recibido el prestigioso y codiciado Premio de Investigación Científica del Instituto Nacional de Salud Mental durante diecisiete años consecutivos. Su investigación sobre Lifespring ha sido publicada en el periódico de la Asociación Psiquiátrica Americana.

La investigación sobre Lifespring se centra en el valor percibido de nuestros cursos, la evaluación de riesgos, el análisis de problemas y los datos demográficos de las personas que participan en Lifespring.

Las conclusiones clave de los estudios muestran que:

Los participantes experimentan cambios significativos y duraderos en su eficacia personal, como: reducción del estrés laboral, aumento de la confianza en sí mismos, autoestima más elevada, mayor sensación de tener el control de su vida, serie de actos y experiencias vitales más positivos y agradables.

-Más de la mitad de los participantes consideró que el entrenamiento Básico fue una las experiencias más valiosas que había realizado nunca y casi nueve de cada diez (87 %) consideraron que tenía como mínimo un valor considerable o superior.

-El setenta y uno por ciento de los participantes del curso Avanzado consideró que ese curso fue una de las experiencias más valiosas que habían realizado nunca y al 93 % le pareció que tenía un valor considerable o superior.

-Casi cuatro de cada cinco (79 %) participantes del entrenamiento Básico y del curso Avanzado declararon que recibieron más valor de lo que esperaban de los cursos.

-El 62 % de los participantes piensa que el valor del entrenamiento Básico es mayor que lo que cuesta en realidad, y el 76 % de los estudiantes del curso Avanzado pensó lo mismo sobre su curso.

-El 98 % de los participantes del entrenamiento Básico lo consideró interesante e instructivo.

-El 95 % de los participantes del entrenamiento Básico experimentó una mejora en los sentimientos de responsabilidad y control.

-El 83 % de los estudiantes del entrenamiento Básico tiene intención de recomendar Lifespring a otras personas y el 92 % de los participantes del curso Avanzado también.

No hay pruebas de que Lifespring cause daños psiquiátricos a los participantes, incluso a aquellos que mostraron señales de ser vulnerables al daño antes de participar en el entrenamiento.

Efectos a largo plazo de los entrenamientos de transformación

Los ancianos decían «conócete a ti mismo» y la búsqueda del conocimiento de uno mismo ha supuesto una persecución para la humanidad durante siglos.

Solo en los últimos años el público en general ha tenido la oportunidad de asistir a cursos educativos organizados que exploran los asuntos centrales de la responsabilidad, la aceptación, la obligación, el compromiso y el dominio. Los entrenamientos de transformación proporcionan una poderosa oportunidad para el autoexamen y el crecimiento.

Lifespring ha elegido estar en la vanguardia patrocinando investigaciones destinadas a aumentar la eficacia de nuestros cursos como un componente integral de nuestro compromiso con el apoyo a las personas para que sus vidas y sus trabajos funcionen.

En el primero de esos estudios se encontraba el informe de 1978 del Dr. Everett Shostrum, que consideraba los efectos a largo plazo de los entrenamientos de transformación tal como habían sido medidos por el Inventario de orientación personal (POI). El estudio de Shostrum mostró beneficios significativos para los participantes en todas las escalas del POI que medían niveles de «comportamiento de autorrealización».

La espontaneidad, el amor propio, la aceptación de uno mismo, la honestidad interior y la capacidad para las relaciones íntimas aumentaron entre los graduados, mientras que no se citó ningún beneficio para el grupo de control. Incluso después de seis meses, los beneficios derivados de la participación en los cursos de Lifespring seguían siendo evidentes.

Los procedimientos y ejercicios que se utilizan en los entrenamientos de transformación se presentan continuamente a expertos médicos y psicológicos para su revisión. Esta acción ha sido aplaudida ya que demuestra que Lifespring ha seguido actuando con responsabilidad y para el máximo beneficio de nuestros estudiantes.

En consecuencia, aquí presentamos los resultados recientes de tres individuos destacados dentro de la comunidad psicológica. Lee Ross, profesor de Psicología en la Universidad de Stanford, llevó a cabo una investigación para medir la satisfacción de los cursos Básico y Avanzado. El Dr. Ross recogió datos a lo largo de un periodo de 12 meses, analizó sus consecuencias y proporcionó esa información para publicarla aquí.

Además, los Doctores Morton Lieberman e Irvin Yalom, aclamados expertos en psicología de grupo, examinaron el entrenamiento Básico de Lifespring con el fin de hacer recomendaciones para posibles mejoras y determinar cualquier consecuencia psicológica asociada con la participación en el curso.
Para el desarrollo en curso de Lifespring, es muy importante proporcionar un banco de información objetivo para documentar los resultados de nuestros cursos. Nos complace presentar las conclusiones de estos eminentes investigadores.

Estudio Lieberman – Yalom

Objetivo

El objetivo principal del estudio Lieberman-Yalom era evaluar los riesgos psicológicos asociados al entrenamiento Básico de Lifespring.

Antecedentes

Riesgos psicológicos potenciales asociados a la psicoterapia, varios tipos de entrenamientos del potencial humano y amplios entornos experienciales de grupo surgidos como un tema de investigación en la mitad de los años 60. Mientras se estima que existe un 10 % de conclusiones negativas importantes relacionadas con la psicoterapia, los estudios sobre las actividades del potencial humano son menos numerosos y los problemas a la hora de definir la metodología hacen que sea difícil dar con los mismos porcentajes. Las estimaciones van desde el 2 % al 10 %.

Quizás el informe más conocido sobre las actividades del potencial humano es el que realizaron Lieberman, Yalom y Miles, en el que descubrieron que los efectos negativos significativos asociados a los entrenamientos en grupos de encuentro eran del 9 %.

Lifespring contrató a los doctores Lieberman y Yalom para llevar a cabo un estudio a fin de evaluar los posibles riesgos asociados al entrenamiento Básico mediante procedimientos y criterios paralelos a los que habían desarrollado en su estudio clásico anterior.

El entrenamiento

Los investigadores observaron un entrenamiento de 5 días completo elegido por ellos. Con la libertad total de entrar en las actividades y observar a los participantes, los doctores se unieron a pequeños grupos de discusión, escucharon por parejas para controlar los intercambios y entablaron conversaciones informales con los participantes en su tiempo libre. Además, los investigadores revisaron los materiales del entrenamiento y recogieron información de los entrenadores del curso Básico y de otros miembros del personal.

Identificación de los participantes potencialmente vulnerables

Para ser coherentes con su investigación previa, la búsqueda de los investigadores se centró en los participantes que parecían vulnerables o «en riesgo». Se emplearon tres métodos independientes para identificar el subconjunto de participantes con más probabilidades de mostrar consecuencias negativas significativas como resultado del entrenamiento mediante: a) observaciones durante el entrenamiento por parte de los investigadores; b) la administración de una serie de escalas que se consideraban asociadas a un elevado riesgo dentro de entornos de aprendizaje experiencial; c) un procedimiento de nominación de pares con métodos sociométricos.

Entrevistas de seguimiento con participantes vulnerables

Los investigadores coordinaron sus esfuerzos para entrevistar al subconjunto de participantes vulnerables porque concluyeron que cualquier resultado negativo importante del entrenamiento se encontraría con más probabilidad dentro de este grupo. Se seleccionaron veintitrés personas para realizarles entrevistas de seguimiento individuales de más de un hora de duración. Entre otras cuestiones, los investigadores preguntaron a los participantes sobre su opinión acerca de cómo les afectaba el entrenamiento de transformación y revisaron aspectos específicos de su comportamiento durante la primera semana posterior al entrenamiento. Lieberman y Yalom también hicieron preguntas acerca del funcionamiento del matrimonio, la familia y el trabajo del participante.

Resultados

El resultado más llamativo fue que, mediante el criterio desarrollado en su investigación anterior sobre los grupos de encuentro (donde se observó un 9 % de resultados negativos), los doctores Lieberman y Yalom no descubrieron ni un solo incidente posterior al entrenamiento. Sin embargo, encontraron a 5 pacientes que mostraron signos de estrés elevado, pero, en todos los casos, esas reacciones fueron pasajeras, durando una semana o menos. De hecho, los investigadores dijeron que «se podría decir que la mayoría sacó partido a su participación, a pesar de la enorme incomodidad que tuvieron que sufrir durante el entrenamiento e inmediatamente después del mismo».

Percepciones y evaluaciones de los participantes de los entrenamientos de transformación

Lee Ross, Doctor, es profesor de Psicología en la Universidad de Stanford, situada en Palo Alto, California. Ha publicado libros y artículos académicos sobre los procesos por los que las personas elaboran juicios y predicciones sobre sí mismas y sobre los demás en el contexto de la interacción social. Ross también asesora de forma considerable en programas de evaluación y en aspectos de la psicología forense.

Morton Lieberman, Doctor, es miembro del cuerpo docente del departamento de Psiquiatría y de Desarrollo humano y envejecimiento en la Universidad de California, San Francisco. Durante más de 30 años, ha estado estudiando situaciones de educación experiencial que son capaces de ayudar a la gente a aprender, crecer y desarrollarse.

Irvin Yalom, Doctor en Medicina, es el director médico de la Unidad de hospitalización psiquiátrica del Hospital Universitario de la Universidad de Stanford, en California. Es el autor de media docena de libros y numerosos artículos y su experiencia profesional incluye una investigación exhaustiva sobre dinámicas de grupo y su impacto psicológico en los participantes.

Estudio de Ross

Objetivo

El objetivo principal del estudio de Ross era determinar las percepciones y evaluaciones de los participantes de los cursos Básico y Avanzado de Lifespring.

Antecedentes

El estudio se centró en la evaluación inmediata de los participantes de los cursos, investigando la satisfacción del consumidor y dejando que los participantes evaluasen casi todos los aspectos de los cursos, compartiesen sus sentimientos y experiencias, indicasen qué valor pensaban que habían recibido y expresasen cualquier reserva acerca del contenido o la presentación del curso.

El entrenamiento

El profesor Ross diseñó cuestionarios para evaluar las reacciones y evaluaciones específicas de 245 estudiantes que completaron el entrenamiento Básico y de 122 estudiantes que completaron el curso Avanzado. Se proporcionó un informe con los resultados (pero sin nombres, para mantener la confidencialidad) a Lifespring.

Evaluaciones y aspectos específicos del entrenamiento Básico.

Cuando se pidió a los participantes que evaluasen el valor de 11 componentes importantes del entrenamiento Básico, mediante una escala de 5 puntos que iban desde «Sin valor» a «Una de las experiencias más valiosas de mi vida», cada componente recibió un porcentaje claramente positivo por parte de la mayoría de participantes.

Tres categorías mayores usadas en lecciones de entrenamiento y didáctica, procesos experiencial y ejercicios de imágenes guiadas recibieron una de las dos calificaciones más altas por parte del 70 %-80 % de los participantes

Otros ejercicios específicos recibieron las mismas altas calificaciones:

  • Calificado como una de las experiencias más valiosas de mi vida, o de valor considerable
  • Intimidad y compañerismo 88 %
  • Oportunidad de experimentar nuevas cosas sobre mí y cómo me relaciono con los demás 90 %
  • Oportunidad de aprender acerca de lo que necesito y quiero en mi vida 82 %
  • Observar interacciones entre el instructor y otros estudiantes 81 %
  • Unas cuestiones abiertas proporcionaron más pruebas de la amplia aprobación: el 90 % de los participantes citó alguna característica de valor en el entrenamiento, y casi todos los procesos o ejercicios fueron citados al menos por algún participante.

Otras impresiones

Los participantes indicaron que las siguientes declaraciones eran «en general verdaderas» o «totalmente verdaderas»:

  • El curso fue interesante e instructivo 99 %
  • El curso fue divertido 95 %
  • El instructor manejó bien las situaciones difíciles 98 %
  • Siento que mi amor propio y la aceptación de mí mismo/a ha aumentado 84 %
  • El curso me ayudó a apreciar el valor de los demás 93 %
  • El curso fomenta la franqueza y las relaciones más íntima 93 %
  • El curso mejoró mis sentimientos de responsabilidad y control personales 91 %
  • Las declaraciones negativas también fueron calificadas casi de forma unánime como falsas y una mayoría aplastante de los participantes rechazó la noción que sugería que se habían sentido amenazados de alguna forma durante los cursos.

P: ¿Cómo compararía el valor que recibió con el precio del curso?

El 85 % (graduados del curso Básico) y el 93 % (graduados del curso Avanzado) de los participantes expresaron una satisfacción clara cuando se les solicitó poner un valor monetario al curso; un aplastante 90 % (graduados de Básico) y 91 % (graduados de Avanzado) indicaron que los cursos tenían incuso más valor del que esperaban.

Experiencias de intercambio y apoyo

En el trabajo previo de Lieberman y Yalom sobre los grupos de encuentro, declararon que la ausencia de apoyo por parte del instructor y de los compañeros estaba asociada a una calificación negativa del resultado. En este contexto, es importante tener en cuenta que los estudiantes de los programas de Lifespring indicaron altos niveles de apoyo. De hecho, tres cuartas partes de los estudiantes indicaron que sintieron el grado de apoyo más elevado.

Los datos adicionales confirmaron que el curso Avanzado ofrece una experiencia emocional más intensa que el entrenamiento Básico, involucrando sentimientos tanto positivos como negativos. Y aunque el curso Avanzado presentaba más enfrentamientos, la tendencia a calificar estos como positivos fue más pronunciada en los participantes de dicho curso.

El paso siguiente

Una vez completado el entrenamiento Básico, mucho estudiantes manifestaron que les gustaría mantener su relación con Lifespring, apuntándose en el siguiente curso disponible (el 65 % de los graduados del curso Básico y el 74 % de los estudiantes del curso Avanzado), recibiendo bibliografía de la compañía de forma continua (91 %) o hablando de Lifespring a sus amigos y compañeros (el 94 % de los estudiantes del curso Básico y el 99 % de los graduados del curso Avanzado).

Resultados

«A partir de estas cifras, parece razonable concluir que el 85 % de los participantes quedaron muy satisfechos con el valor que recibieron, incluyendo un 50-60 % de los estudiantes que quedaron encantados, calificando el entrenamiento Básico como una de las experiencias más valiosas y considerando que tenía más valor que el precio que pagaron y que superaba sus expectativas.»

Lee Ross, Doctor.

54321
(2 votes. Average 5 of 5)
2 Comments
  1. Hola. Me gustaría saber si pudieran apoyar el post con las referecias de los artículos que mencionan para buscar las publicaciones de los artículos directamente las bases de datos, por favor.

    1. Dayhana la información que compartimos es la disponible.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *